Unas setas muy cómodas

Unas setas muy cómodas

Sí, como lo leéis, ahora las setas también pueden servir como decoración y para sentarse. Llevamos un tiempo viendo cómo el crochet está de moda en el mundo de la decoración, por eso nos ha encantado esta idea de colocar un puff en forma de seta en una habitación infantil.

Las setas siempre han sido elementos infantiles que se identifican con la ilusión, ya que nos recuerdan a cuentos de duendes y gnomos que viven en bosques y lugares mágicos. Por eso son perfectos para decorar espacios donde los niños siempre estén presentes.

Lo importante en este caso es la forma y la base del puff, ya que debemos respetar la estética de la seta para que no parezca otra cosa. En el momento de decorar y elegir los colores es donde podemos dejar volar la imaginación. Desde la típica seta roja con lunares blancos, hasta una multicolor de rayas o cuadrados, pueden formar parte de nuestro “bosque particular”. Otro elemento con el que podéis jugar es el tamaño de las setas, así crearéis diferentes modelos para los más mayores y pequeños de la casa.

Por su forma, puede ser muy original colocarlos en una zona del jardín, así cuando los niños jueguen fuera de casa podrán utilizarlos en su tiempo de ocio y también para descansar.

¿Qué os parece si llenamos la casa de pequeñas y originales setas?

0 comentarios sobre Unas setas muy cómodas